Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

Una artista en gatos persas

El sitio se asemeja a un museo. Pero con una exhibición viviente de gatos persas e himalayas, y una inusual colección de objetos con temática felina.

Es el ambiente en el que vive y trabaja María Elena de Azar, una amante de los gatos que convirtió su casa, en Urdesa Central, en un hotel y centro de cuidados de estos animales. A pesar de la mala noche que ha tenido –una gata dio a luz y la asistió hasta las 05:00– a las 13:00 está lista para bañar a uno de sus clientes más selectos, un persa de color caramelo.

En Canela, como se denomina el centro en honor a la mascota más querida que tiene ella, una persa himalaya de 7 años, el trabajo no para nunca. Los alimenta, baña, seca, desparasita y hasta da masajes. Lleva diez años dedicada al cuidado de gatos con pedigrí y cinco brindando un servicio de hotel, cuidado y aseo de estas mascotas.

Gatos premiados
“En el 2005 mi gata ganó el premio de la Mejor Ejemplar Hembra en Colombia”, afirma. Y “esa fue la patadita que necesitaba” para dedicarse a este negocio. El lugar acoge a todos los gatos, tanto comunes como de razas preciadas.

“Acá los trato como si fueran míos”, comenta esta mujer que se dedica tiempo completo a trabajar con felinos domésticos, pese a que solo ella posee 24 ejemplares.

Desde que se ingresa a su vivienda, lo primero con lo que uno se encuentra son jaulas, en las que descansan afelpados mininos, con caras arrugadas y enormes ojos verdes, miel o amarillos.

En la sala, toda la decoración es felina. Adornos de gatos en miniaturas, de todos los colores y tamaños, teteras, clips para fotos.

Ya en un paneo general se aprecian tres cuartos exclusivos para los huéspedes. Ellos se sentirán como en casa porque hay espacio para las camas y las jaulas de los usuarios.

Camino al patio trasero, en los pasillos, aparecen más gatos, de pelajes variados: blancos, grises y con las narices diminutas, una de las características básicas de los persas.

En este espacio, María Elena se transforma y pone en práctica toda la profesionalidad de su trabajo para bañar a un gato persa. Dice que es todo un arte porque debe enjabonarlos cinco veces hasta que el pelo, al contacto con la yema de los dedos, emita un sonido agudo.

Baño y masajes
Se ha preparado para ofrecer estos servicios de spa. Recibe cursos en Argentina y Colombia y pertenece a la Asociación de Gatos Persas de Argentina. “Me rijo por los parámetros que me exige el organismo que regula la preservación de la especie”, señala, mientras baña a un nervioso felino. “El gato persa debido a su manto largo necesita mínimo de un baño mensual. Este gato ya tiene nudos y eso es por no bañarlo cuando ya lo necesitaba”.

Para el secado, ella inventó una caja de madera, en la cual el gato ingresa y permanece quieto mientras recibe el calor del secador.

La dedicación de María Elena la hace olvidar por momentos de que se refiere a animales. “Son seres muy especiales, no como la gente cree. Son muy gentiles, muy delicados, místicos y no es verdad que tengan siete vidas”.

Orignalidad
En su centro de atención también se reproducen gatos, para quienes quieren adquirir una mascota. Tener un criadero de gatos la obliga a pensar en la manera de llamarlos a cada uno. Una decisión importante para ella: “Muchas veces en el nombre de ellos está la suerte que van a tener. Trato de que sea bonito. Un gato que vendí lo llamé en Colombia, El Encantador”.

Otros, según sus actitudes, han recibido nombres inusuales como Dalí, Playboy o Monalisa. Y agrega que a cada una de sus crías le antecede el nombre de la casa: De Canela. Ahora está por bautizar a una gata recién nacida con el nombre De Canela, Chanel.

Su esposo, Pablo Azar, la ha apoyado en esta actividad. “Él siempre supo que me han gustado los gatos”, afirma esta empresaria de 55 años.

Tiene tres hijos y seis nietos. Su afición también la comparte su hijo Pablo, quien tiene un gato que lleva catorce años con ellos. “Es de la familia y será sufrir una pérdida más (cuando ya no esté)”.

A pesar de que no tiene días de descanso, pues los feriados y vacaciones se extiende a tiempo completo al ofrecer el servicio de hotel, es feliz. “Mi único mes de vacaciones es abril porque se inician las clases y las personas ya no viajan”.

Dicen de ella
“Es una persona que tiene un corazón muy grande. Ayuda a toda clase de gatitos, no solo a los de raza. Además llevo a mis gatos desde hace tres años”.

 

Fuente: http://www.eluniverso.com
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net