Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

Aprende a jugar con tu gato

Mucha gente se pregunta cómo se puede jugar con un gato. Y creen que los gatos, a diferencia de los perros, no saben jugar o que no se puede jugar con ellos. Simplemente hay que entender cómo quiere jugar el gato.

 

Lanzamiento de presa (con o sin devolución): Los ratoncitos de pelo, pelotas de caucho o pelo, ratoncitos de tela… y por qué no, una simple pelota de papel. En cuanto se lance, el gato la perseguirá saltando los obstáculos que encuentre y cogiéndola en la boca se la llevará a algún sitio, o como ocurre muchas veces, la traerá de vuelta.

 

Caza interactiva: Esta vez hay que participar activamente con todos los juguetes diseñados como una caña de pescar, con todo tipo de objetos en el extremo. Evidentemente se puede elaborar el juguete, pero las que se comercializan tienen una caña de plástico duro, ligeramente flexible, que es muy cómoda. El objeto del extremo será en este caso "la presa". Los gatos diferencian perfectamente una presa de otra. Aunque para su amo sea prácticamente lo mismo mover las plumas, que la bolita del extremo, para el canino se tratará de algo muy diferente. Es importante actuar de verdad como una presa.


Se puede esconder el juguete por detrás de la pata del sofá, las sillas, deslizarlo por las esquinas o pegado a la pared, moviéndolo despacio y parando de repente, como si estuviera vi-gilando.

 

Escondite: Sólo la presencia de alguien puede ser un juego perfecto para el gato. ¿Alguien se acuerda de aquel juego de niños llamado el escondite inglés? La mayoría de los gatos aprenden rápidamente a acechar en cuanto alguien se esconde detrás de alguna esquina y los llama.

 

Bolsas de papel, cajas de cartón: Haciendo pequeños agujeros en una caja de cartón y escondiendo un juguete que haga ruido dentro se puede estimular la curiosidad de su mascota. A los gatos les encanta meterse en to-dos lados, o meter las patas en cualquier agujerito…

 

Jugar con nuestras manos: Esta es la forma más habitual que la gente (sobre todo del sexo masculino) entiende por juego, y acaba siempre igual, con un dueño arañado o gritando por un mordisco demasiado fuerte; y el gato corriendo asustado o todavía con energía acumulada quedándose con ganas de finalizar esa "cacería". Esos gatos no suelen controlar bien la fuerza del mordisco y no siempre esconden sus uñas. El juego no es contraproducente en sí, ya que el animal que está acostumbrado distingue perfectamente que se trata de un juego, y no es un comportamiento agresivo de por sí. No es el juego más adecuado, ya que el gato jugará así con todo el mundo, da igual que sea una persona anciana o un niño. Cada vez que quiera jugar, iniciará el juego con un "ataque".

 

Fuente: http://www.diariooccidente.com.co
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net