Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

El hombre-perro: su historia en América

La importancia de los perros en la vida del hombre antiguo en México y Latinoamérica fue crucial para su asentamiento en el continente. Sin ellos, ¿hasta dónde habría llegado en su travesía?

Los investigadores Raúl Valadez y Velia Mendoza hicieron un texto donde cuentan la historia del hombre y el perro en América.

La llegada a América

Los perros descienden de los lobos (Canis lupus), y su formación en perros domésticos (Canis familiaris) se inició hace más de 100 mil años. Por esa época, el antecesor del hombre actual (Homo erectus) se vinculó con los primeros perros salvajes, pero con el Homo sapiens, se dio el paso al perro domesticado.

Tal como lo conocemos, el perro tiene unos 30 mil años de existencia, y existen hallazgos de la presencia del hombre en América del Norte de hace unos 20 mil. Sin embargo, existen evidencias de que en Mesoamérica existieron perros nativos, únicos en el mundo, que son considerados como joyas zootécnicas.

El aperramiento

Estos animales tenía un fuerte vínculo con las sociedades antiguas de América, donde se enterraban a los muertos con sus animales de compañía. Además, su carne era consumida, pero en forma ritual, y con sus huesos y pelos se hacían adornos y prendas.

En los entierros, los difuntos eran sepultados con sus animales de compañía, que servían para guiarlos en su camino al mundo de los muertos.

Con la llegada de los españoles, los perros nativos fueron desplazados en la crianza, debido a que se consideraban inferiores a los robustos ejemplares europeos. De la cruza de los perros pequeños de América con los europeos surgió el perro criollo, el más común que se observa en casas y calles.

A los colonizadores les enfadaba que en los mercados indios se pagara más por un perro que por una vaca, y les enojaba aún más los entierros con animales, debido a la consideración religiosa europea, de que el hombre es superior a cualquier otra especie. Por ello, para mantener sus tradiciones, se comenzaron a hacer más frecuentes los entierros donde se hacían figurillas de barro con formas de perro.

Una de las prácticas más sanguinarias de los conquistadores era el "aperramiento": castigar a los indígenas rebeldes y homosexuales echándoles una jauría de perros que los destrozaba.

Sobre los tipos, la única forma de perro que sobrevivió fue el perro pelón -Xoloitzcuintle-, el cual es considerado una excelente mascota familiar, y existen varias especies en varias zonas del país.

Así la relación hombre-perro en América continúa, ahora con regulaciones para evitar el maltrato de los animales, y con cada vez más personas interesadas en controlar la creciente aparición de perros callejeros con la esterilización, medida que evitaría penas y sufrimientos a los compañeros del hombre, abandonados en las calles de México y el mundo.

 

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net