Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

Ladrido excesivo: Cuando tu perro ha desarrollado el hábito de ladrar

Un amigo muy enojado describió al perro de su vecina como una "máquina de ladrar". Mi amigo continuó, "no importa cuántas veces ellos le dicen al perro que se calme, el perro sigue ladrando. Está volviendo loco a todo el vecindario". Mientras una de mis vecinas ante los insistentes ladridos de mi perra poodle, enfatizó que "ese animal no tiene tamaño para el ruido que hace". Así lo reseñó Esteban Villanueva, un médico veterinario mexicano.

Para Villanueva, es un hecho de la vida que los perros ladren. Algunos ladridos tienen algún fin, otros responden a un problema en el comportamiento. El ladrido que responde a un problema en el comportamiento puede ser causa de soledad o aburrimiento. De acuerdo con lo que contó Villanueva de su amigo, para él, el problema sería la soledad. "Este perro vive fuera de la casa y lo dejan mucho tiempo solo. Cuando ladra, sus dueños lo llaman para que deje de ladrar y lo reprenden. Al hacerlo, le están prestando la atención que el perro busca. Se descubrió que si ladra, los dueños responden a ello y el perro piensa que es un juego", explicó.

Cuando la soledad es la causa de un continuo ladrido, señala que prestarle más atención al perro podría resolver el problema. Por lo que en una situación de familia se debe incentivar a los miembros de ésta a que se turnen y jueguen con el perro y lo lleven a pasear, y cuando dejen solo al perro hay que proporcionarle juguetes para que se entretenga.

A veces prestarle más atención tampoco resuelve el problema. Si un perro ha desarrollado su hábito de ladrar, Villanueva recomienda, llenar algunas latas con piedrecillas redondas y cuando el perro ladre, se le arroja la lata cerca de él y se le dice "tranquilo" de manera terminante. El propósito de arrojar la lata no es lastimar al perro sino asustarlo. Si se reanudan los ladridos, arrójele otra lata y dígale "tranquilo". Retire las latas tan pronto y de una manera que no obstaculice para que el perro no crea que es un juguete. Cuando el perro se acostumbre, su orden "tranquilo" debería detener al ladrido.

"Por favor recuerde, cualquier medida para disuadir al perro que deje de ladrar debe ser realizada mientras ladra. Las medidas correctivas posteriores sólo confunden al perro. Utilice una voz fuerte y terminante. Evite el grito que puede resultar estresante para el perro", aconsejó.

Ciclo ladrido/recompensa

Algunos perros ladran para proteger su territorio y se puede establecer el ciclo "ladrido/recompensa". Un perro ladra a un cartero cuando entrega la correspondencia y se "recompensa" al perro cuando el cartero se retira. Este ladrido/recompensa puede llevar al perro a ladrar a cualquier otro empleado, vecino y transeúnte, lo que para algunas familias puede convertirse en un problema.

Se debería romper el ciclo "ladrido/recompensa". Si fuera posible, se debería presentar el perro a la gente que viene a la casa regularmente. Algunas conversaciones cortas con el personal de servicios o con el cartero mientras el perro está presente podrán resolver el problema.

Otra solución es un firme "no" o "tranquilo" cuando el perro comienza a ladrar. Si el perro responde demostrando su tranquilidad, felicítelo. Recuerde que usted debe estar presente cuando el perro está ladrando para impartirle la orden "tranquilo".

Entrenarlo para estar solo

Los perros que viven dentro de la casa y se los deja solos pueden sufrir de angustia por separación. Algunos pueden demostrar su temor y resentimiento a través del ladrido. La manera ideal de evitar este problema es entrenar a su cachorro a estar solo. Se pueden aplicar a perros más adultos entrenamientos similares, pero se necesita más tiempo y paciencia. Coloque al cachorro en una habitación por sí mismo. Dígale "tranquilo" y déjelo nuevamente. Si el cachorro está tranquilo por un tiempo corto, regréselo y felicítelo. Prolongue el tiempo y, cada vez que lo regrese, felicítelo por quedarse tranquilo. Con un perro más adulto, puede resultar necesario dejar la casa o departamento ya que el perro puede captar su olor y ser sensible a los ruidos de la familia.
 

Fuente: http://diariodelosandes.com
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net