Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

Miedo o fobia a los ruidos

Algunos perros muestran miedo y otros fobia a ruidos. Por otro lado siempre hay algún motivo de celebración, ya sean partidos de futbol o fiestas patronales, que se festejan con petardos, lo que puede llegar a suponer un problema de bienestar en el animal. 

¿Cuál es la diferencia entre el miedo y la fobia?

El miedo es una respuesta adaptativa del propio animal, que aparece en situaciones de amenaza, permitiéndole protegerse del estímulo nocivo, con una reacción proporcionada, y por lo tanto asegura la supervivencia del animal. Si se presenta ante estímulos no nocivos podría llegar a ser un problema.

Por ejemplo, es bueno que tengamos miedo al fuego, ya que si no, nos quemaríamos.

Por el contrario, la fobia supone una reacción desproporcionada, exagerada, fuera de contexto y ante estímulos de cualquier intensidad. La reacción persiste una vez ha desaparecido el estímulo. Por todo ello, la fobia limita el bienestar animal y se convierte en un factor estresante que le impide hacer una vida normal.
 

Existe una amplia variedad de estímulos que pueden desarrollar fobia, pero en general los perros son sensibles a ruidos imprevistos, agudos o fuertes. Los ejemplos más corrientes serían ruidos de tráfico, electrodomésticos, tormentas y petardos. 

La aparición de una fobia a un ruido concreto puede dar lugar a un proceso de generalización, es decir, de ese estímulo pasamos a un grupo de estímulos parecidos, por ejemplo el perro fóbico a los petardos puede reaccionar ante un fuerte golpe de una puerta.

Por otro lado el perro aprende a detectar cualquier indicio que le hace prever la situación adversa, y con la sola detección de ese indicio ya se desencadena la fobia. Un ejemplo sería un día nublado que precede a una tormenta o la emisión de un partido de fútbol que precede a una tanda de petardos. Cuando aparecen nubes o empieza la emisión del partido aparecen los primeros signos de fobia en el animal. Este proceso se conoce como anticipación.

¿Qué tratamiento plantear?

El tratamiento de este problema puede ser paliativo (control puntual cuando se presenta la fobia) o curativo (control a largo plazo). Cabe recalcar que el tratamiento curativo es difícil de llevar a cabo, y no tiene garantías de éxito del 100%.

Existen fármacos seguros como los ansiolíticos que se pueden administrar antes de que aparezca el estímulo que provoca la fobia en el perro o incluso en el momento, siempre bajo estricto control veterinario. Otra ayuda en el tratamiento es la utilización de feromonas apaciguadoras.
 

*Control puntual: utilizaremos ansiolíticos de acción inmediata, aseguraremos el acceso a un refugio y evitaremos reforzar el miedo.

¿Cómo?

- Permitir que se esconda: No debemos forzarlo a que salga de su refugio, él lo utilizó como forma segura, así pues debemos facilitarle este lugar y que permanezca el tiempo suficiente hasta que probablemente el estímulo que le provoca miedo disminuya o desaparezca

- No acariciar al perro si muestra miedo: la conducta puede verse reforzada involuntariamente según la actitud que tenga el propietario, ya que si esta persona lo intenta calmar con la voz o caricias, el perro puede interpretarlo como un premio a esa actitud o como que la situación es realmente peligrosa, y esto acaba perpetuando o empeorando el problema.

- Acariciar al perro si no muestra miedo: en los momentos en que no se muestra nervioso podemos acariciarlo y así mostrarle premiada su actitud tranquila e ignorada una actitud nerviosa.

*Terapia curativa: Durante la terapia, se aconseja la utilización de un ansiolítico de largo plazo, ya que el perro está más relajado y mejora el aprendizaje.

¿Cómo?

Se basa en desensibilización y contracondicionamiento. Los ejercicios consistirán en exponer al perro al estímulo desencadenante de la fobia a intensidades crecientes mientras lo tenemos distraído con algo agradable (comida, juego...). Para ello utilizaremos un CD comercialmente grabado con los ruidos en cuestión. La eficacia del tratamiento dependerá de la reacción del perro al escuchar el CD. En efecto, en función de la calidad de sonido del equipo y la de capacidad del perro de detectar la procedencia de este, desensibilización y contracondicionamiento serán eficaces o no.
 

Fuente: http://www.xalcan.com
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net