Desea buscar: Perro Gato
 
AutenticaciÓN
Usuario: "E-mail"
Clave

Olvidó su clave?

Desea registrarse?
 
 
 
 

Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/perros/public_html/wlib/wsecurityimage.inc.php on line 10
Artículos

¿Son realmente los gatos más inteligentes que los perros?
Cuando la ciencia ha arrimado su posición a la pregunta del millón, dicen que comparar la inteligencia de gato con la inteligencia de perro es como comparar manzanas y naranjas. Esto es, tanto una especie como la otra se han visto en diferentes lides y problemas durante su evolución, por lo que la función de su inteligencia se habría adaptado para resolver los distintos desafíos adaptativos que se les han planteado. Tanto en alimentación, diversidad y hábitat les habría ido enfrentando a diferentes retos ecológicos, y su supervivencia, los modos de apareamiento y dietas se han visto condicionados por esos factores durante mucho tiempo. Esta especialización diferente ha ido creando una disposición en cuanto a su ambiente más cercano que hace que las habilidades cognitivas entre ambos animales sean diferentes.
 
Con todo, el conocimiento real de los gatos no está demasiado estudiado. Para probar la inteligencia de los animales, los científicos deben presentar un estudio que presente una cuestión solucionable a los sujetos de estudio que, claro, no son humanos. Además, cualquier estudio de este tipo debería presentar unos resultados medibles de alguna forma. Con lo que el diseño debe incluir algún problema para el animal que produzca una respuesta "correcta" o "incorrecta". Después debe poder valorarse usando criterios como cuánto tiempo se necesita para resolver o cuántos intentos utilizó cada animal para resolver dicho problema. Obviamente, como no es difícil imaginar, los gatos no son los sujetos con los que es más fácil experimentar. ¡Algún científico dijo alguna vez que era más fácil trabajar con peces!
 
Mientras, las pruebas con los perros son más sencillas, puesto que les vuelven locos las golosinas caninas, con lo que la experimentación se basa en la comida. Pero con los felinos la cosa no es tan sencilla. Hasta ahora los investigadores han conseguido hacer estudios que demuestran que los gatos tienen cierta memoria de objetos, es decir, una capacidad de saber que un objeto está ahí incluso cuando lo pierden de vista. Por ejemplo pueden hacerse una idea de la situación espacial de un juguete que han golpeado debajo del sofá. También parecen ser capaces de averiguar dónde se ha movido el objeto, incluso si no están al tanto de la acción que lo ha hecho desplazarse, podrían incluso discriminar entre distintas cantidades.
 
Otros estudios también demuestran que los felinos pueden seguir un gesto humano para encontrar comida, responder ante las emociones de sus dueños, distinguir entre humanos sólo por las voces y resolver puzzles sencillos con comida. Hasta aquí, todo es bastante similar a lo que sabemos de los perros, aunque la diferencia con estos, sin embargo, es que los gatos no buscarán a sus dueños para pedir ayuda si no saben o no pueden resolver un rompecabezas. Por lo que hasta el momento, los perros llevaban cierta ventaja. Es decir, en teoría los perros serían los más inteligentes.
 
En cambio, algunos investigadores de Japón han descubierto recientemente que los gatos pueden responder a las expresiones faciales y los gestos humanos, lo que indicaría que están igual de cerca de la de los perros. Saho Takagi, además, ha demostrado que los gatos son tan buenos como sus homólogos caninos en varias pruebas de memoria, lo que sugiere que podrían ser igualmente inteligentes. Se sabe que los perros pueden recordar eventos específicos no inmediatos, una capacidad conocida como memoria episódica. En esta investigación se utilizaron 49 gatos domésticos y se mostró que eran capaces de recordar en cuál de los tazones habían comido discerniendo entre los que les ponían, que estaban intactos, tras pasar un intervalo de 15 minutos.
La memoria episódica se cree que estaría relacionada con la función introspectiva de la mente, por lo que el estudio puede implicar un tipo de conciencia en los gatos e incluso sugirieron que los felinos pueden recordar por períodos mucho más largos que el tiempo probado, por lo que el estudio abre la puerta a nuevos ensayos para examinar cuánto tiempo duran los recuerdos felinos y cuánto pueden retener en dichos recuerdos. Todo apuntaría a que, efectivamente, los gatos pueden ser tan inteligentes como los perros, en contraposición a las ideas preconcebidas o incluso a la visión extendida de la ciencia de que los perros le llevarían cierta ventaja (que existe, mayormente porque hay más estudios con ellos).
 
Sin embargo, aún queda un largo camino hasta llegar a averiguar de los que son capaces los felinos y, en todo caso, cuando se descubran se debe comparar resultados con otros gatos en lugar de perros. Esto es, algunos gatos son más listos que otros pero cualquier diferencia entre ellos debe de ser comparada con rigor científico para poder demostrar que esas diferencias son confiables, que no cambian con el tiempo y, sobre todo, que son válidas. Esto es, en un experimento los animales con puntuaciones más altas son los mejores pero en la práctica, en el mundo real, eso puede no mostrarse tan fácilmente.
 
Fuente: https://www.gonzoo.com/actualidad/story/son-realmente-los-gatos-mas-inteligentes-que-los-perros-5760/
Regresar
 
 





© Copyright Perrosygatosenlaweb.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados
Medellín - Colombia - Suramérica
Hosting, diseño y desarrollo de este portal: artedinamico.net